Running

09 oct 2013

Correr no es de cobardes

Sin comentarios Running

Soy, o mejor dicho era, una de esas personas que dicen “no me gusta correr, me aburre”, o que cuando escuchan a alguien hablar de running responden con un “correr es de cobardes”. Lo era hasta hace tres semanas, cuando un amigo me propuso correr Coruña10, una multitudinaria carrera de 10 kilómetros cuyo recorrido rodea la ciudad de Coruña. Al principio no me lo tomé muy en serio, simplemente salí a correr una noche para comprobar que tras poco más de dos kilómetros, mi cuerpo, ayudado por el asma y la baja forma, ya no podía más. A los pocos días volví a correr, alcanzando ya la meteórica cifra de tres kilómetros y medio. Luego fueron cuatro, seis, ocho y, finalmente, diez. Quedaba una semana para la carrera y ya era capaz de completar la distancia, así que me marqué el nuevo objetivo de bajar de una hora, algo totalmente irrisorio para cualquier persona que corra a menudo, pero una seria barrera para mí.

Fueron pasando los días y llegó el domingo 6 de Octubre, la fecha de la carrera en la que el Obelisco se llenó con más de 3.500 participantes. Correr por las anchas avenidas cortadas al tráfico y rodeado de miles de personas es una experiencia única que seguramente le gustaría incluso a quienes piensan que correr es aburrido. Finalmente pude lograr mi humilde meta con un tiempo final de 54 minutos y 33 segundos.

Coruña10

La carrera no termina aquí, sólo acaba de empezar. Continuaré compitiendo contra mí mismo todas las semanas, intentando bajar el tiempo hasta descubrir dónde está mi límite. Os animo a que busquéis el vuestro, es mucho más divertido y gratificante de lo que parece.