Informática

04 ene 2015

Especialización horizontal vs crecimiento vertical en las TI

Sin comentarios Informática, Reflexiones

Durante el corto (pero intenso) periodo que llevo en el mundo laboral, observo que hay algo que no me encaja en el modelo de empleo de las tecnologías de la información en España. Se trata de la pseudo-obligación de cambio de rol que tienen los desarrolladores de software como única vía para alcanzar una mejor remuneración económica en su carrera.

Un desarrollador motivado con su trabajo, con un conocimiento técnico profundo y con varios años de experiencia a sus espaldas puede aportar un valor incalculable a cualquier compañía. Sin embargo, en la mayoría de las consultoras tecnológicas españolas ese desarrollador tendría un salario mediocre y la única posibilidad de mejorarlo notablemente sería cambiar sus funciones de desarrollo por un rol de analista o jefe de proyecto. Posiblemente esta persona no esté interesada en desempeñar ese nuevo rol o incluso no tenga cualidades para ello a pesar de ser un gran desarrollador, por lo tanto las únicas posible salidas para él sean realizar un papel que no le conviene o cambiarse de empresa forzosamente.

Salarios-TI

Euros brutos anuales según los datos de ofertas de empleto del portal Tecnoempleo.com.

En Estados Unidos y en ciertos países de Europa existe una cultura laboral diferente en la que un técnico puede elegir entre especializarse horizontalmente de forma que profundiza sus conocimientos y se convierte en un experto en un determinado lenguaje/dominio o crecer verticalmente, partiendo así hacia funciones más encaminadas al análisis y la gestión de proyectos. Cualquiera de las dos direcciones implica un aumento tanto en su reconocimiento dentro de la empresa como en su salario, por lo que en esos países no es raro encontrar desarrolladores con más de 20 años de experiencia cobrando sueldos de rock star. Esto permite que cada persona ocupe el rol con el que más disfruta y para el que tiene mayores capacidades, sin importar que sea un papel técnico o de gestión.

Esperemos que, como en muchos otros aspectos, las empresas españolas más valientes comiencen a importar estas políticas salariales que sin duda supondrán una mejora para todas las partes implicadas.

17 ene 2013

“Not exceptionally smart, just a genius”

Sin comentarios Informática, Literatura

Éstas son las palabras con las que me quedo de la biografía de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson. He de decir que no me compré este libro con gran entusiasmo, simplemente lo hice porque me encontraba en Polonia y era de los pocos títulos interesantes de la sección de libros en inglés. Sin embargo, después de haberlo leído, puedo decir que es un libro totalmente recomendable para cualquier persona, tanto para admiradores de la manzana blanca como para detractores, o incluso para aquellos a los que les resulte indiferente.

Steve Jobs, al menos para mí, era de esas personas de las que creemos saber muchas cosas, pero realmente sólo se trata de anécdotas inconexas y fuera del contexto de su trayectoria personal. Algunos de los rasgos que yo conocía del fundador de Apple eran sus manías, su exagerado control en todos los ámbitos de la empresa, sus broncas legendarias, su mediocridad como informático y su rechazo por la filantropía. En su biografía estos rasgos no desaparecen, ni mucho menos, incluso diría que se magnifican, pero descubrimos que bajo esa capa exterior llena de defectos y excentricidades se encuentra un genio con todas las letras.

Jobs no fue ningún inventor, y él mismo era el primero en reconocerlo. En ningún momento ocultó haber obtenido el ratón y la interfaz gráfica utilizada en Lisa y Macintosh gracias a las proyectos de investigación llevados a cabo en Xerox PARC (a cambio de un gran paquete accionarial de Apple, lo que no siempre se menciona). También es obvio que existieron teléfonos antes del iPhone, reproductores mp3 de bolsillo antes del iPod, y tabletas táctiles antes del iPad. Lo que Jobs hizo fue revolucionar esas tecnologías -y sus correspondientes mercados- hasta el punto de crear productos irreconocibles respecto a los ya existentes. ¿Cómo de grande fue el paso que hubo entre los últimos Nokia de comienzos de los 2000 y los primeros iPhone? Lo que antes servía para hacer llamadas, enviar SMS y realizar fotos de baja calidad, se transformó en un dispositivo con la potencia de un ordenador y el tamaño de un móvil, dotado con navegación web, GPS, reproductor de música, y miles de aplicaciones y juegos. Todo ello en un trozo de cristal, sin teclas.

A lo largo del libro y en diferentes partes, se menciona la relación de Steve Jobs con Bill Gates. Me resulta admirable como estos dos gigantes de la informática, rivales entre sí, estuvieron en contacto hasta el final. Sus visiones siempre fueron completamente opuestas; mientras que Gates había optado por un modelo en el que el software era totalmente independiente del hardware y compatible con distintos fabricantes, Jobs defendía a capa y espada la integración de hardware y software con el fin de poder brindarle al usuario una “experiencia” optimizada y totalmente controlada. A pesar de esta diferencia, de su brutal rivalidad en el mercado y de las muchas discusiones a gritos que tuvieron a lo largo de sus vidas, ambos se admiraron en cuanto a determinadas cualidades. Unos días antes de que Jobs falleciese, Gates fue a visitarle a su casa de Palo Alto y allí pasaron la tarde charlando sobre informática, sus familias y la vida en general.

Steve Jobs era un hombre de producto. Toda su visión giraba entorno al producto, su diseño, su potencia, su utilidad (muchas veces desconocida hasta entonces por los usuarios), y siempre con un control total sobre la experiencia del usuario mediante la integración de hardware y software. Los diseñadores dejaron de crear carcasas para los componentes que realizaban los ingenieros; ahora eran estos últimos quienes se enfrentaban al reto de crear placas y chips que encajasen en los diseños propuestos y sin perder potencia. Su producto más preciado no era Macintosh ni el iPhone, sino simplemente Apple. Su deseo siempre fue construir unos cimientos fuertes para que la empresa permaneciese en el tiempo a lo largo de varias generaciones, al igual que lo habían hecho otras firmas que él respetaba profundamente y consideraba de referencia, como eran Walt Disney, Intel y Hewlett-Packard. Puede decirse que él cumplió su parte del trabajo, dejando Apple tras su marcha como la empresa con más valor bursátil del mundo. ¿Los siguientes estarán a la altura?

22 nov 2012

Resuelve los puzles de Spotify

Sin comentarios Informática, Música

Además de ser una revolución en la industria musical, Spotify es también una empresa en pleno proceso de expansión, tanto geográficamente como en número de empleados. Así lo demuestra la gran cantidad de ofertas de empleo publicadas en su sitio web. Como complemento a estas vacantes, la empresa sueca propone tres retos técnicos para programadores ordenados por nivel de dificultad, que en caso de ser resueltos pueden suponer un empujón para la contratación en la compañía.

Esta tarde he probado con el primero de ellos y, a pesar de que surgen más complicaciones de lo que parece en un principio, lo he resuelto sin demasiados problemas (supongo que en los dos siguientes la cosa se complica más). No es porque tenga pensado solicitar un trabajo en Spotify, pero este tipo de retos técnicos siempre son interesantes y entretenidos. Si estás leyendo esto y sabes programar, te animo a que resuelvas los puzles de Spotify. He dejado mi solución en Github, pero no la mires antes de solucionarlo o perderá la gracia.

Editado: Segundo reto (ticket lottery) resulto. Solución en Github.

Editado (18/01/2013): Hoy me disponía a resolver el tercer reto y al entrar en el sitio web vi que ya no existe. Spotify ha renovado sus puzles, aquí están los tres nuevos.

14 nov 2012

Mi nuevo portátil: MacBook Pro

4 comentarios Hardware, Informática, Personal

Después de tres felices años con un HP DV3, me he visto obligado a renovar mi portátil. Últimamente era muy difícil trabajar con él, cuando estaba sometido a “altas” cargas, como por ejemplo un uso intensivo de Photoshop o la ejecución de varios programas simultáneos en una máquina virtual, se apagaba solo debido a la alarma por temperatura. Sin embargo, más allá de eso, no tengo ninguna queja del HP DV3, incluso he de decir que con tres años ya cumplidos, su batería alcanza más de tres horas y media.

Sin embargo en este nuevo portátil he vuelto a la marca de la manzana, en parte para no variar mi ciclo (hasta ahora HP 2005, Mac 2007, HP 2009, Mac 2012) y también porque no me gusta casarme con ninguna marca ni sistema operativo, a todos les encuentro ventajas e inconvenientes. En este caso me he decantado por Mac debido a su aprovechamiento del hardware, su eficiencia en software de sonido, su cuidado diseño (eso también se valora, y por consecuencia se paga) y por último para completar el ciclo con iPad y iPhone.

El modelo en concreto es un MacBook Pro de 13″, con un procesador Intel Core i5 a 2,5 GHz, disco de 500 Gb y 16 Gb de RAM DDR3 a 1600 MHz (a pesar de que Apple asegura que sólo admite 8 Gb de memoria, supongo que para vender los nuevos portátiles con pantalla de retina). Como veis, los admite y los reconoce.

Por último y como curiosidad, me gustaría citar el comentario que hizo mi amigo Pablo en la entrada que publiqué hace tres años después de adquirir el HP DV3.

4 Gb de memoria deben ser suficientes para cualquiera.

Es cierto que a día de hoy, 4 Gb es todavía una cantidad de memoria muy aceptable, pero me resulta gracioso leerlo cuando esta misma tarde he estado en su casa instalando dos módulos que suman 16 Gb. Seguramente dentro de otros tres años la frase ya carezca de sentido.

06 ago 2012

Envolter, mi nuevo proyecto

Sin comentarios Informática, Internet, Personal

Los que me conocéis ya sabéis que no hay nada que me guste más que crear un proyecto y ver como crece. Pues bien, hoy lanzo uno que probablemente englobe todos los sucesivos, ya que se trata de un proyecto empresarial sobre software, aplicaciones móviles y el mundo web en general. Debido a algunos principios fundamentales de mi profesión, como la reutilización de código, no me gusta duplicar información, así que simplemente citaré el texto de nuestro about para explicaros un poco quiénes somos y qué hacemos en Envolter.

¿Quiénes somos?

Somos un equipo formado por jóvenes y entusiastas desarrolladores y diseñadores que trabajan duro para lograr su principal objetivo: construir software de gran calidad. Cada miembro de nuestro equipo es un experto en su área, como una pieza en un motor. Trabajamos juntos y cooperamos diariamente para componer un motor de alto rendimiento llamado Envolter.

¿Qué hacemos?

Diseñamos y desarrollamos diversos tipos de software para nuestros clientes. Aquí puedes ver cuáles son nuestros productos y servicios. Además de desarrollar para nuestros clientes, también creamos nuestros propios proyectos con el fin de investigar, adquirir conocimientos sobre nuevas tecnologías y lanzar productos innovadores.

Os animo a que entréis en envolter.com (inglés) o envolter.es para conocer un poco mejor lo que hacemos. Si os apetece, también podéis seguirnos mediante Twitter, Facebook o Google+.

28 feb 2012

Advanced cryptography

Sin comentarios Citas y frases, Informática

There are two kinds of cryptography in this world: cryptography that will stop your kid sister from reading your files, and cryptography that will stop major governments from reading your files. This book is about the latter.

Bruce Schneier, Applied Cryptography: Protocols, Algorithms, and Source Code in C.

06 dic 2011

Documental “La verdadera historia de internet”

Sin comentarios Informática, Internet

Hace unos días, en una aburrida tarde de fin de semana, vi este reportaje que tenía guardado desde hacía tiempo porque había leído que era muy bueno. La verdad es que me gustó bastante, describe muy bien el movimiento de dinero entorno a internet, y también cómo algunas compañías triunfaron gracias a la red y cómo otras que parecían muy prometedoras se convirtieron en auténticos fracasos. Está un poco desactualizado, ya que fue emitido en 2008, pero casi todo lo que dice continúa vigente hoy en día. El reportaje está dividido en cuatro capítulos:

 1. La guerra de los navegadores: La batalla a vida o muerte entre Netscape e Internet Explorer.

 2. Búsquedas: Las historias de Yahoo, Excite y cómo no, Google.

 3. La burbuja: Cómo empezaron a surgir empresas en busca del dinero fácil de la red, y otras muy exitosas como Amazon o Ebay.

 4. El poder popular: Facebook, MySpace, Youtube y la influencia de la gente en las redes sociales.